Seguramente en alguna ocasión te has preguntado por qué las flores tienen diversos colores. Si crees que es un capricho de la naturaleza o que vienen así por casualidad, a continuación, te digo cuáles son las razones por las que las flores poseen pétalos de diferentes colores.

Te recomendamos leer: ¿Tus flores de San Valentín dicen lo que sientes?

La pigmentación y el pH son los responsables

Los pigmentos están en la genética de cada planta, por lo que si una planta madre es de un color en particular, las hijas heredarán el mismo. La clorofila es el pigmento que le da color verde a las plantas, pero, en las flores existen otros pigmentos como las antocianinas y las xantofilas.

Las primeras sustancias son las responsables de las flores que varían su tonalidad desde el azul hasta el malva, pasando por el lila y el morado, mientras que las segundas son las responsables de otorgarle a las flores tonalidades que van desde el amarillo pálido hasta el rojo intenso o el marrón.

Por tal motivo, gracias a estos dos pigmentos, las flores son de varios colores. Cuanta más concentración de estos posee una flor, más clara u oscura será. Cabe destacar que la mayoría de las flores poseen solamente uno de los dos pigmentos, pero, esto no es todo, pues además de la predisposición genética, las condiciones del suelo también son determinantes. En función del pH de la tierra, las flores pueden ser de un color o de otro.

Un suelo con un pH ácido hará que las flores broten en colores más intensos. Y ¿por qué cuesta tanto obtener flores azules? La razón por la que cuesta obtener flores de color azul es porque solamente crecen en suelos con pH neutro y esto es difícil de conseguir.

Atraen a los polinizadores

Las flores han desarrollado distintos colores para asegurar su supervivencia. Esto quiere decir que cada tipo de flor posee uno o varios polinizadores. Por ejemplo, el color más atractivo para las abejas es el violeta, mientras que los colibríes prefieren los rojos y los anaranjados. Algunos estudios han demostrado que las flores se adaptan el sistema visual de los insectos, quienes suelen percibir los cambios de intensidad en las tonalidades pero no el brillo. Por consiguiente, las flores regulan la saturación de sus pigmentos, pues los polinizadores las detectarán por esto.

Como ves, todos guardamos secretos, ¡incluso las flores! Si quieres decorar tu hogar con ellas, te propongo que lo hagas con el ramo multicolor de Valenflor, floristería en Valencia.